Nadie me puso alas, pero aprendi a volar..
No detuve sus balas, pero aprendi a esquivar!



3 comentarios:

Claudiettha J.V. dijo...

Siempre hay una segunda opción, tal vez no es la más sencilla pero terminas haciéndolo.

Besos

Sandra Afrodita dijo...

En esta vida terminamos aprendiendo de los errores para evitar volver caer en ellos. Besos :)

Wik@♥ dijo...

Sin errores no aprendemos no?. besos, te espero en mi blog.