No tengo nada que hacer. Es mas: no tengo la mas minima idea de que puedo hacer hoy, mañana, dentro de un mes, un año o un siglo. Tal vez es lo mejor para no angustiarme ni creerme perdido. No sabes que vas hacer para sobrevivir, pero no importa. Vives como un cometa, arrastrado por el viento, y te sientes bien. Solo que muchas veces ni siquiera sopla el viento.

3 comentarios:

Si.el.corazón.pensara.dejaría.de.latir! dijo...

Me ha encantado lo que has escrito, es como me siento ultimamente, no se muy bien que esperar del futuro y solo me dejo llevar, aunque a veces ni siquiera eso funciona.
Un saludo :)

Orne dijo...

Me gusto tu entrada, da para pensar n.n, yo me eh sentido así también, que no se que es lo que me espera mas adelante y aprendiendo a dejarme llevar por la situación. Muy lindo :)
Tenes una sorpresa en mi blog :)
espero que te guste ;)
Besos n.n

Marta ♪ dijo...

Creo que tue entrada lleva muchísima razón. Yo sé lo que puedo hacer mañana o dentro de un mes, pero no sé para qué ni por qué.
Besos desde http://laspalabrasinocentes.blogspot.com.es/